Colchón de cuna, ¿cómo escoger el mejor?

Te ayudaremos a encontrar el colchón de cuna perfecto para tu bebé. Duerme ahora, que luego ya verás… Esta es una frase que han escuchado la mayoría de los padres que esperan un hijo. Aunque no sea muy animadora, no deja de ser cierta. Hay que tener en cuenta que muchos bebés duermen bastante mal. Existen muchas razones y una de ellas puede ser el lugar en el que descansa. ¿Quieres que tu hijo disfrute de un adecuado descanso y que tú también lo hagas? Entonces, ¡presta atención a las siguientes líneas!

¿Cómo elegir el mejor colchón de cuna para tu bebé?

Elegir el colchón de cuna ideal para tu bebé no resultará complicado si tienes claro lo que estás buscando. Hay una serie de aspectos que son claves y te invitamos a conocerlos antes de tomar tu decisión final.

elegir el colchón de cuna de bebé

  • Firmeza. Es muy importante que el colchón elegido para tu hijo tenga la firmeza adecuada. Debes tener en cuenta que un colchón demasiado blando puede ocasionar que tu hijo hunda el rostro en él, algo que incrementa el riesgo de muerte súbita.
  • Presión. El peso de los bebés debe repartirse en todo el colchón, aliviando los puntos de presión. Debes tener en cuenta que en un niño de pocos meses el peso de su cabeza es proporcionalmente más alto que el del resto del cuerpo, el colchón debería compensar este desequilibrio.
  • Transpirabilidad. El calor hace que el bebé se sienta incómodo y que no duerma bien. Por eso, es importante que el colchón sea transpirable y que tenga una buena aireación, para que el aire corra a través de su interior.
  • Seguridad. Un colchón debe cumplir con toda la normativa vigente. En muchos casos garantiza que previene la plagiocefalia, la muerte súbita, los problemas respiratorios o el reflujo.
  • Limpieza. Es importante que el colchón elegido se limpie con facilidad, ya que se ensuciará con frecuencia. Ten en cuenta que muchos fabricantes no recomiendan el uso de protectores, ya que no permiten que transpire de la misma forma el colchón.
  • Cómodo. Por supuesto, si quieres que tu bebé duerma bien, el colchón debe ser cómodo. Comprueba que es suave, que está bien mullido y que además muestra un buen acolchado.

¿De qué materiales puede estar hecho el colchón de cuna?

Es importante que tengas en cuenta que el colchón elegido sea del material más adecuado para facilitar a tu hijo el mejor descanso. En las siguientes líneas te ayudamos a descubrir las opciones que tienes a tu alcance:

materiales colchón de cuna

  • Colchón de látex. Este material natural puede ser una buena opción para el colchón de la cuna de tu bebé. Decimos esto porque ayuda a que la temperatura se mantenga en equilibrio y no le afecta los cambios de tiempo.
  • Colchón de viscoelástica. Se trata de un material sintético que aporta una buena transpiración. Además, alivia las presiones y favorece que el pequeño tenga un descanso adecuado.
  • Colchón de fibra de coco. Es un material natural que ofrece una transpiración óptima. Además, es un tejido que airea muy bien, es antiácaros de forma natural y evita la humedad. Es muy elástico y aísla al bebé de los cambios de temperatura. Es una gran opción para que tu hijo disfrute de un descanso adecuado si apuestas por este material ecológico.
  • Colchón de muelles Bonell. En este caso los muelles del colchón son independientes unos de otros y se unen por unos hilos de acero. Como cada muelle funciona de manera independiente y son muy flexibles, el colchón aporta una adaptación al cuerpo del pequeño ideal. Además, en este colchón el aire circula de manera adecuada para mejorar la transpiración y evita que se acumule CO2. Es un material que alivia los puntos de presión y es muy cómodo.

¿En qué postura debe dormir tu bebé?

A buen seguro el pediatra de tu bebé te habrá explicado cuál es la mejor postura para que duerma tu hijo. No solo para que descanse mejor, sino sobre cualquier tipo de problema. Es importante saber cómo realizar un colecho seguro.

¿Cómo dormir a los bebés? Debe dormir boca arriba y con la cabeza ladeada, variando el lado con frecuencia para evitar problemas posturales. Lo ideal sería que cada noche durmiera con la cabeza apoyada sobre un lado diferente. Aunque es probable que, a pesar de tus esfuerzos, el bebé mueve su cabeza hasta encontrar la postura que le resulte más cómoda.

Piensa que cualquier otra posición que no sea boca arriba incrementa el riesgo de muerte súbita, así que no coloques nunca a tu hijo a dormir boca abajo o de lado.

El mejor colchón de cuna

Sin duda, es muy importante encontrar el colchón más adecuado para tu hijo. Además de contribuir a su descanso y al tuyo, puede evitar problemas de diversa consideración, algunos muy graves.

Que tu hijo descanse bien es fundamental para su desarrolla físico e intelectual. Elegir un buen colchón es clave para conseguirlo, ya que tu bebé pasará más de la mitad del día sobre su superficie. ¿Tienes claro qué colchón vas a comprar? Si aún no, contacta con nosotros y juntos encontraremos la mejor solución.

Dejar un comentario