Empezar la guardería, ¡los 4 mejores consejos!

Empezar la guardería por primera vez, el temido momento de los papás. Quién cuidará a tu bebé cuando tienes que trabajar es una duda mucho más común de lo que piensas. La guardería es la mejor solución, pero, ¿qué debes tener en cuenta antes de dejar a tu peque allí? Piensa que debe pasar por un proceso de adaptación a la guardería y tú puedes ayudar a que sea más sencillo, ¿cómo? ¡Sigue nuestros consejos!

Empezar la guardería, ¡los consejos que facilitarán su proceso de adaptación!

Cuando un bebé empieza la guardería es primordial que pase por un proceso de adaptación lejos de su mamá. Poco a poco comprenderá que no pasa nada porque mamá siempre vuelve. Pero, ¿cómo puedes conseguirlo? ¡Aquí tienes las claves!

Ves preparándolo en casa

¿A qué nos referimos? Cuando estéis tranquilamente en casa, déjalo ratitos intermitentes con otra persona que no seas tú, por ejemplo, con su tía o con tu mejor amiga. Siempre que sea alguien que no esté constantemente en su entorno más cercano.

Poco a poco irá comprobando como te vas y lo dejas con otra persona que no eres tú, pero, al final, siempre acabas volviendo. Eso sí, te recomendamos empezar lo antes posible, ¿por qué? Porque es conveniente que esté lo más preparado posible para cuando llegue el primer día de guardería. De esta forma, ¡no habrá problema!

Prepáralo para empezar la guardería

¿Tu peque tiene un objeto que lo lleve a todos los sitios? ¡Que lo acompañe en su primer día!

Un peluche, muñeco, mantita, cualquier objeto que le encante a tu bebé sirve. ¿Por qué decimos esto? Porque si lo lleva consigo durante los primeros días que empiece la guardería, le recordará a lo conocido. Esta sensación le proporcionará mayor seguridad y le ayudará a adaptarse mejor al cambio.

¿Ya sabes qué objeto es ese que tu peque no suelta por nada del mundo? ¡Ese es el que no puede faltarle!

Muéstrale actitud positiva y alegre por la nueva aventura

Tu bebé pasa mucho tiempo junto a ti, por lo que nota casi al instante como te sientes. Si estás nerviosa, impaciente o triste, no hay duda, lo notará y se lo trasladarás. Pero, si, al contrario, te encuentras alegre y feliz, también lo hará. ¡Es fundamental!

Id a la guardería juntos, pasead por las instalaciones, muéstrale lo divertido que es pasar un momento allí y lo contenta que te pone. Eso sí, el día que vayas a dejarlo conviene despedirse rápido, aunque se ponga a llorar. Te aseguramos que los llantos irán desapareciendo.

Ves acostumbrando a tu bebé al nuevo horario

Unos días antes de empezar la guardería, conviene que vayas acostumbrando a tu peque al nuevo horario. Levántate tranquilamente, despiértalo, desayunad e id paseando a la guardería.

Para ganar tiempo y no llegar tarde, te recomendamos que prepares todo lo necesario para llevar a la guardería por las noches. Como ropa, pañales, una bolsa por si se mancha la ropa y tienen que cambiarlo, biberón, ¡todo lo que utilices en su día a día!

beneficios de empezar la guardería

No todo son preocupaciones, ¡la guardería le aporta muchos beneficios!

Además de las cosas que debes tener en cuenta para su adaptación a la nueva etapa en la guardería, también le ofrecerá muchos beneficios. ¡Estos son solo algunos!

Fomenta la socialización con otros niños

La comunicación con personas que no estén en su zona de confort es, normalmente, una preocupación para los papás. Los niños suelen sentir vergüenza durante los primeros años que salen de casa para no estar con los papás. Por lo que forzar una temprana socialización le favorecerá a estar preparado conforme crezca.

En la guardería empezará a hacer actividades para ir introduciendo esta dinámica, como cantar o bailar todos juntos. Lo pasará en grande y además aprenderá a trabajar en equipo.

Aprende a relacionarse con los demás

Sí, es cierto, está muy ligada a la anterior. Pero, en esta ocasión, no solo nos referimos al hecho de interactuar con otras personas, sino que aprenda a respetar la opinión de los demás. En la guardería como en casa, tu peque irá aprendiendo a socializar correctamente y a comprender que haya opiniones diferentes a la suya. Eso sí, este será un proceso lento, sobre todo cuando son muy pequeños.

Acelera el desarrollo cognitivo

Como lo lees, la guardería contribuye al desarrollo de las capacidades intelectuales del bebé. Los niños aprenden fundamentalmente a través de sus sentidos y su actividad. La guardería es uno de los lugares donde más se aplica este aprendizaje.

Además, actividades que le permitan crear, inventar, innovar o generar ideas alternativas ante situaciones concretas le ayudará a su desarrollo cognitivo.

actividades en la guardería

¡Cuéntanos cómo ha sido el primer día de guardería de tu peque!

Tu peque ya ha empezado su nueva etapa, ¡cuéntanos cómo ha sido! Y, si ya tienes un peque un poco más mayor que pasó por este momento, explícanos qué es lo que mejor te funcionó para lograr su adaptación. ¡Nos encanta escucharte!

Dejar un comentario