Los mejores consejos para un colecho seguro

¿Cómo practicar un colecho seguro? ¡Muy sencillo! En este artículo te desvelamos nuestros mejores consejos sobre cómo hacerlo sin correr ningún tipo de riesgo. Siguiendo estas recomendaciones conseguirás dormir junto a tu peque con total tranquilidad de estar practicando un colecho seguro. Además, te contamos todos los beneficios que conseguirás. ¿Quieres descubrirlo? ¡Sigue las recomendaciones!

¿Cómo practicar un colecho seguro?

Son muchos los papás que deciden dormir con sus pequeños durante los primeros meses. Por este motivo, conviene conocer cuáles son las recomendaciones a tener en cuenta para hacerlo de una manera segura. De esta forma no supondrá ningún tipo de riesgo para la salud de tu bebé. Estate atento, ¡sigue todos los consejos!

La superficie en la que duerma el bebé debe ser firme

Una de las recomendaciones más importantes que debes seguir es elegir bien la superficie en la que va a descansar tu peque. Tiene que ser completamente firme, ¡sin excepción! Quedan prohibidas las almohadas, cojines o muñecos que puedan impedirte una buena respiración. Te recomendamos que utilices sábanas o mantas, en lugar de colchones o edredones blandos. ¡Esa es la clave para un buen descanso de ambos!

El mercado está repleto de cunas sidecar para poder acoplarlas a tu cama. Todas ellas cumplen los requisitos necesarios para el colecho. De este modo, el bebé está a tu lado, pero con un espacio exclusivo para él con total comodidad y sin que nada pueda molestarle. Eso sí, ¡asegúrate de que quede a la misma altura que tu cama!

Coloca a tu peque sobre su espalda

¡Nunca coloques a tu bebé boca abajo o de lado! La mejor posición es descansando sobre su espalda con la cabeza girada hacia un lado. De esta forma, no habrá ningún problema durante el sueño.

¿Has pensado en dormirte mientras lo tienes en tus brazos? ¡Está prohibido! Cuando te quedas dormido no controlas tu cuerpo. Por lo que si haces un movimiento brusco sin percatarte puede suponer un gran riesgo para el pequeño. ¿Nos sigues?

Cómo colocar al bebé durante el colecho

Controla la temperatura de la habitación

Cuidar la temperatura de la habitación en la que estás practicando el colecho es un punto muy importante a tener en cuenta. No debe hacer ni mucho calor ni, por el contrario, demasiado frío. De igual modo, evita abrigar más de lo debido a tu pequeño o quitarle mucha ropa. ¡El punto intermedio es el idóneo!

Por descontado, queda totalmente prohibido fumar dónde vaya a dormir. Como ya te estarás imaginando, el humo que expulsas provoca un cambio en la temperatura ambiental de la habitación en la que estés. Así que, ¡es el mejor momento para dejarlo!

Cuando tu peque crezca, ¡añade barreras protectoras a la cama!

Conforme vaya creciendo habrá más peligro de caídas durante el colecho. ¿Por qué? Porque irá desarrollando la capacidad del movimiento y puede girarse de una manera más brusca. Nuestra recomendación es que añadas barreras especiales alrededor de la zona en la que hagas el colecho para evitar riesgos.

El espacio entre la barrera y el colchón deber ser el mínimo posible para que no pueda meter ninguna de sus extremidades y quede atrapado. ¡La seguridad ante todo!

Consigue los beneficios de un colecho seguro

Beneficios de un colecho seguro

¿Has apuntado todos los consejos para un colecho perfecto? Siguiendo nuestras recomendaciones no habrá ningún problema cuando lo practiques con tu bebé. Al contrario, ¡conseguirás multitud de beneficios para ambos! ¿Te lo imaginabas? ¡Te desvelamos alguno de ellos!

La calidad de sueño del bebé aumenta

¿Te imaginas por qué la calidad de sueño de tu peque puede aumentar con el colecho? Está demostrado que los bebés que duermen con los papás lloran mucho menos que los que duermen solos. Por lo que, su nivel de bienestar aumenta y fomenta unos buenos hábitos de sueño.

Además, aprende a dormir tranquilo, ¿sabes por qué? Gracias a la confianza que se genera de poder dormir sin que suponga un estado de miedo o, incluso, inseguridad. Estando a tu lado por la noche, llegará el día que él mismo quiera irse a su habitación sin ningún miedo por estar solo, ya que, inconscientemente, se habrá trabajado un vínculo seguro. ¿Qué opinas?

Se fortalece el vínculo paterno-filial

Seguro que lo estabas pensando. ¡Es cierto! Con el colecho aumenta la relación padre-hijo que tanto te preocupa. Se recupera tiempo de estar juntos, ya que las mañanas te las ocupa el trabajo. Es el momento perfecto para recuperar ese tiempo junto a tu pequeño. Es muy importante compartir más momentos de contacto físico y emocional con tu bebé para tener construir una relación inmejorable.

Fortalece el vínculo paterno-filial

Tu descanso mejorará de manera notable

Ya hemos comentado cómo mejorará el descanso de tu peque. Pero, lo mejor es que el tuyo también lo hará. ¿Te lo imaginabas? Gracias al colecho, podrás atender a tu pequeño por la noche sin tener que levantarte. Además, como hemos dicho, llorará mucho menos que durmiendo solo. ¡Tú cuerpo lo agradecerá!

¿Te has decido por practicar un colecho seguro con tu peque? ¡No lo pienses más!

¡Es una decisión acertada! Conforme avance el tiempo que lo practiques, notarás sus beneficios en tu bebé y en tu cuerpo. ¿Tienes alguna recomendación más para practicar un colecho seguro? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! Entre todos vamos a construir una guía perfecta para que no suponga ningún riesgo. ¡Ánimate!

Dejar un comentario