Piel atópica en bebés, ¿qué es y cómo se trata?

La piel atópica en los bebés es la  enfermedad crónica que más afecta a los niños. De hecho, 1 de cada 10 sufrirán esta dolencia a lo largo de su infancia. En la mayoría de los casos se empieza a manifestar a los pocos meses de vida y es importante contar con un diagnóstico y un tratamiento cuanto antes. En las siguientes líneas te mostramos todo lo que debes saber sobre la piel atópica en bebés.

Piel atópica en bebés, ¡descubre todo lo que debes saber!

A continuación, contestamos cada una de las preguntas que te surgen sobre la piel atópica en bebés. ¡Toma nota!

¿Cuándo se manifiesta la piel atópica en bebés?

Lo habitual es que las primeras manifestaciones de la piel atópica en bebés se den alrededor del segundo mes de vida. De hecho, más de la mitad de los pequeños que la sufren tendrán algún síntoma antes de cumplir un año.

Por fortuna, suele desaparecer con el paso del tiempo. De hecho, al cumplir los 7 años solo un 10 % de los niños siguen padeciéndola. Uno de los factores que inciden en la aparición de esta enfermedad dermatológica es el genético, pero además existen otros como los que verás en el siguiente apartado.

piel atópica en los bebés

¿Qué origen puede tener la piel atópica en bebés?

Lo más importante a la hora de tratar cualquier enfermedad es diagnosticarla cuanto antes y lo mismo sucede cuando hablamos de la piel atópica en bebés. Además, este problema puede estar relacionado con enfermedades como el asma, la rinitis o la alergia a la proteína de la leche o al huevo. Si tu peque padece de piel atópica conviene cuidar la ropa de recién nacido o bebé que le pones.

Hay algunas causas que se esconden detrás de esta enfermedad, más allá del origen genético que ya hemos comentado, estas son algunas de ellas:

  • Edad materna. Está demostrado que una mayor edad de la madre aumenta el riesgo de que su hijo tenga piel atópica.
  • Los climas fríos incrementan el riesgo de padecer esta enfermedad.
  • Contaminación. Si vives en una ciudad con una alta tasa de contaminación es más probable que tu bebé tenga la piel atópica.
  • El contacto con ciertos productos químicos o con tejidos sintéticos puede ser otros de los orígenes.
  • Ácaros. Los ácaros también pueden provocar este tipo de reacciones y además quienes tienen piel atópica desarrollan muchas veces alergias a estos agentes.

Además, hay otros factores que pueden agravar la situación, como estos:

  • El calor y sobre todo el sudor pueden incrementar el problema.
  • Sequedad del ambiente. Los ambientes demasiado secos provocados por las calefacciones o incluso por los aires acondicionados pueden ser otros desencadenantes.

¿Qué síntomas tiene la piel atópica en bebés?

Es muy importante que los padres detecten cuanto antes que su bebé tiene piel atópica y si necesita en algún momento tratamiento. La enfermedad se manifiesta por medio de brotes con diferente virulencia. Estos son los síntomas habituales que presenta:

  • Es cierto que en un bebé no puede manifestar que algo le pica, pero será evidente que está molesto y de alguna manera intentará frotar la zona para encontrar alivio.
  • Piel seca. La piel del bebé se presenta especialmente seca, con zonas en las que este hecho se manifiesta con aún más intensidad.
  • Suelen aparecer los primeros eccemas en la zona de las mejillas y luego en los brazos, nalgas, piernas y cuero cabelludo. A partir del año se extenderá a los pliegues de orejas, cuello, codos y rodillas, también en la zona de la boca y las manos.

tratar piel atópica en los bebés

¿Cuáles son las fases de la piel atópica del bebé?

La piel atópica del bebé pasa por tres fases diferentes con distintos síntomas en casa una de ellas:

  • Fase aguda. La piel presenta un aspecto muy irritado y con eccemas, además pica casi de forma constante.
  • Fase irritada. La piel se encuentra muy seca y tiene manchas rojas, aunque también puede presentar grietas.
  • Fase de reposo. La piel mejora y vuelve a su estado casi normal, pero es probable que aun así presente algo de picor y sequedad en distintos grados.

¿Cómo se puede actuar a nivel preventivo para evitar los brotes?

Hay algunas medidas que los padres pueden tomar para evitar la aparición de brotes o al menos espaciarlos en el tiempo, son estas:

  • Baño. Es importante que el baño sea corto y si es posible cambiarlo por una ducha rápida. El agua no debe estar muy caliente y en algunos casos el médico puede recomendar que se bañe al pequeño un día sí y otro no.
  • Tanto a la hora del baño como en otros momentos, utiliza siempre productos específicos para la piel atópica.
  • Hidratación. Usa cremas o aceites que sean especiales para el tipo de piel de tu bebé e intenta que esté bien hidratada.
  • La ropa debe ser 100 % algodón.
  • Uñas. Procura que siempre lleve las uñas cortas para evitar arañazos si se rasca.
  • Intenta que tu bebé no sude, ya que empeora la piel atópica. Por lo tanto, no lo abrigues demasiado.

¿Cómo tratar los brotes de piel atópica de tu bebé?

brotes de piel atópica en bebés

Por supuesto, en cuanto sospeches que tu pequeño tiene piel atópica debes llevar a tu hijo al pediatra, que será quien realice el diagnóstico. En ocasiones puede recomendar que visite un dermatólogo pediátrico para que realice un seguimiento del caso. Lo habitual es que los brotes se traten de esta manera:

  • Antihistamínico infantil oral si el picor es de gran intensidad
  • Corticoides en crema.

Sin duda, cuidar a tu bebé con piel atópica es fundamental, así que no dejes de hacerlo.

Dejar un comentario