Cosas que no pueden faltar en el bolso del bebé

¿Cómo algo tan pequeño puede necesitar tantas cosas? Si tienes un peque sabrás de lo que estamos hablando. Los pañales, el chupete, los potitos, el biberón, el otro biberón del agua, las toallitas, los baberos, la muda por si se mancha, las cremas, la chaquetita por si refresca… Los bebés pueden llegar a necesitar muchas cosas durante el paseo. Por eso, los papás necesitamos salir de casa super equipados y lo más importante, ¡no olvidar nada! Para ello, no hay nada mejor que llevar un buen bolso para el carro donde todas estas cosas tengan su espacio y podamos llevarlas de forma cómoda y práctica.

En este post queremos facilitarte la tarea, dándote algunos consejos sobre cómo debe ser el bolso del bebé y así como el listado de cosas indispensables que llevar en él.

¿Cómo es un buen bolso para bebés?

A la hora de elegir el bolso para el carrito del bebé, nos encontramos con un sinfín de modelos, de diseños y de características. Cada marca prioriza una cosa sobre otra y al final, nos encontramos con una oferta apabullante. Así, ¿cómo podemos saber qué bolso para el carrito nos conviene más? Sea cual sea el que finalmente elijas comprar, éste debería cumplir los siguientes requisitos. ¡Toma nota!

1. Bolsillos y, ¡más bolsillos!

En los bolsos para bebés llevamos un sinfín de cosas. Por eso, es mejor que cada una tenga su propio espacio. Así, cuando necesitemos sacar algo, lo podremos hacer de forma rápida y cómoda, ¡sin tener que rebuscar por todo el bolso!

También es importante que el espacio interior sea grande, pues los bebés necesitan que llevemos muchas cosas y a nadie le gusta ir con la cremallera abierta porque no cabe todo.

Bolso para el carrito

2. Que sea cómodo, resistente y lavable

Los bolsos para carritos suelen pesar, ¡normal con todo lo que llevamos! Por eso es importante que el diseño te ofrezca la máxima comodidad. Que las asas sean universales para poderlas colgar del carro y también regulables para poder llevar el bolso a la espalda o colgarlo como bandolera.

La resistencia es otro de los aspectos clave. Debemos tener en cuenta que es un bolso al que le vamos a dar mucha guerra. Va a aguantar largos paseos, que se nos ensucie más de una vez sin querer y, lo más importante, queremos que nos acompañe muchos años. Por eso conviene fijarse en los materiales, tipos de tejidos y demás antes de comprar un bolso para bebés.

Bolsos para bebés

3. Que se adapte a vuestras necesidades

Hay bolsos para bebés que cuentan con un diseño espectacular pero que, sin embargo, son poco útiles. Por eso, antes de comprar uno, conviene revisar todos los compartimentos y extras que tu mochila para el carrito incluya. Por ejemplo, los cambiadores portátiles nos salvarán de más de un apuro y es un accesorio que muchos fabricantes ya incluyen en sus bolsos. Lo mismo con los compartimentos y bolsillos isotérmicos, ¡perfectos para que todo vaya a la temperatura perfecta! También encontramos bolsos que incorporan neceser. Es genial para llevar las cosas de higiene separadas del resto y evitar derrames de líquidos como pro ejemplo de la colonia o las pomadas.

4. Que sirva para el día a día

El diseño del bolso también es importante. Los diseños excesivamente infantiles pueden desentonar con tu día a día o si llevas el carrito con el bolso a algún evento especial. Por eso, es mejor decantarse por los diseños sobrios. Aquellos que imitan el estilo de un bolso normal son geniales para que nos acompañen en el día a día.

¿Que llevar dentro del bolso para un bebé?

Ahora que ya sabes como debe ser el bolso de un bebé, te contamos también qué cosas son imprescindibles que lleves contigo. Sabemos que con un bebé hay ir muy bien equipados, pero a veces confundimos esto con querer llevarlo todo. Por eso, como no queremos que vayáis cargados en vano, os dejamos una lista de los imprescindibles que no pueden faltar en tu bolso de bebé.

  1. El cambiador es indispensable, sobre todo, porque nos pueden salvar de un apuro en más de una ocasión y también para asegurarnos de que la superficie sobre la que cambiemos al bebé está limpia. Si tu bolsa del carrito cuenta con uno de serie y un espacio para guardarlo, ¡ya lo tienes hecho!
  2. Los pañales también son indispensables, pero en vez de llevarte todo el paquete, calcula cuántos vas a necesitar dependiendo de cuánto tiempo vayáis a estar fuera de casa. ¡Ahorrarás un montón de espacio! Junto con los pañales no pueden faltar las toallitas húmedas.
  3. Los bebés tienen tendencia a mancharse, por eso, ¡la muda será nuestro mejor aliado!
  4. Todo lo necesario para que pueda comer fuera de casa: biberón, agua, potitos, leche en polvo, cubiertos. Te recomendamos que lleves también bolsitas de plástico para guardar los utensilios y aislarlos del resto de cosas del bolso para que no manchen de restos de comida. Para evitar usar la muda, ¡no olvides el babero!

Que llevar en el bolso del carrito

  1. Cuando salimos a pasear es fundamental llevar alguna chaqueta o una pequeña manta por si cambia la temperatura. También por si entráis en algún sitio con aire acondicionado.
  2. Algún juguete pequeño para que se entretenga o para calmarlo cuando se ponga nervioso o empiece a llorar y no recurrir al socorrido móvil.
  3. Si es verano, nunca sobra un sombrerito y sobretodo, protección solar. Si tu carrito cuenta con parasol y capota, tendrás un plus de seguridad.

Dejar un comentario


Sign up to our newsletter!


0
X